Apuntes: Democracia, Estado y Dictadura

RH

Con el fin de asegurar la capacidad de la minoría esclavista de someter a la mayoría esclava, la clase esclavista poco a poco se organiza y genera el sistema común de opresión. Ese sistema de opresión, esta maquinaria de violencia sistemática que permite a la clase dominante perpetuar su poder sobre las clases explotadas se denomina el Estado. El Estado, por lo tanto, es un producto de la lucha de clases, un instrumento de resolución de conflictos entre clases.

Es decir, el esclavista no solo puede asesinar al esclavo, sino que debe hacerlo en base a las normas comunes establecidas dentro de las normas del Estado, la Ley. De aquí la determinación más corta y a la vez más completa del término Derecho:

El Derecho es la voluntad de la clase dominante erigida en Ley.

Para limar las contradicciones entre los representantes de la clase esclavista se adopta la forma democrática del Estado. Se trata de Democracia esclavista, donde las decisiones se toman mediante acuerdos entre los participantes de dicho sistema democrático, los esclavistas. La inmensa mayoría de la población de los países esclavistas – los esclavos, por supuesto no tenían ni voz ni voto.

De este modo podemos afirmar que en su origen la Democracia en su forma significaba la sumisión de la minoría con derecho a voto a la mayoría con derecho a voto, mientras que en esencia aseguraba la sumisión de la mayoría sin derecho a voto ante la minoría esclavista que podía votar.

Así, la clase dominante ejerce su dictadura sobre las clases explotadas a través del Estado que, como ya identificamos arriba, no es otra cosa que “órgano de violencia de una clase sobre otra” (Lenin. El Estado y la Revolución).

El poder no limitado por ninguna ley se denomina Dictadura. Y sí hay leyes, pero dichas leyes son establecidas por la clase dominante y, por lo tanto, lejos de limitarlos responde a sus intereses, a las necesidades de su propia dictadura.

Resumiendo podemos afirmar lo siguiente: la democracia no es otra cosa que la dictadura de la clase gobernante.

En las democracias burguesas pasa exactamente lo mismo, a excepción de que ahora a las clases oprimidas se les permite votar. Aunque siempre votarán por los intereses de la clase dominante, puesto que la ideología que impera en cualquier sociedad es la ideología de la clase gobernante: el ser social determina la conciencia social. Y si algo falla, siempre se puede sacar los tanques a las calles.

El Estado es Dictadura en su esencia, Democracia en su forma.

Fuentes:

Apuntes: Democracia, Estado y Dictadura