Estados Unidos resucita los “escuadrones de la muerte” en Afganistán

José Melquiades

Larga es la historia de los escuadrones de la muerte en todo el mundo y de su uso por EE.UU como arma de guerra contra los movimientos de liberación anticolonialistas alrededor del mundo y como forma de aplastar los intentos de auto organización popular. El envío a Colombia en 1962, por parte de la administración Kennedy de una misión militar a Latinoamérica con objetivos de “contrainsurgencia” se considera un momento de iniciación de dicha estrategia.

El ejército de ocupación de Estados Unidos está organizando escuadrones de la muerte en Afganistán.

Así lo dio a conocer el portal estadounidense The Intercept, en un artículo publicado esta semana en el que se asegura que un número significativo de civiles -entre los que se encuentran niños- han resultado muertos en al menos 10 redadas nocturnas en la provincia oriental de Wardak. Los infantes habrían sido masacrados en una escuela local.

De acuerdo con la nota del reportero Andrew Quilty, el asesinato de los civiles fue llevado a cabo por paramilitares afganos, entrenados por unidad de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU., conocida como 01, que actúan como “escuadrones de la muerte” en Afganistán con la participación de las Fuerzas de Operaciones Especiales y la Fuerza Aérea del país norteamericano.

Según la información divulgada, a partir de entrevistas realizadas a más de 50 residentes de Wardak, los mencionados ataques nocturnos se saldaron con la muerte de al menos 51 civiles, la mayoría de los cuales eran hombres jóvenes, menores de hasta 8 años e incluso mujeres, entre los que solo un número reducido tenía vínculos probados con los talibanes.

En este mismo sentido, Patricia Gossman, directora asociada para Asia de la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), ha confirmado que la CIA ha considerado, durante mucho tiempo, la guerra en Afganistán como propia, por lo que el asesinato de menores en Wardak pone de manifiesto que están tratando de eliminar no solo a los enemigos existentes, sino también a posibles enemigos futuros.

“Incluso si las tropas regulares estadounidenses abandonan el país, la CIA puede preservar la capacidad operativa de algunas de las unidades de reemplazo de Afganistán”, ha reiterado la funcionaria, quien califica “vago” e indeterminado el futuro papel de la CIA en el país centroasiático.

La información recuerda que, en febrero pasado, la Administración Trump y el grupo armado Talibán llegaron a un acuerdo, sin la participación del Gobierno afgano, en el que se determinó, entre otros aspectos, el calendario de retirada de las tropas estadounidenses del país, que en julio se redujeron a 8600 efectivos.

Fuentes:

https://canarias-semanal.org/art/29372/estados-unidos-resucita-los-escuadrones-de-la-muerte-en-afganistan