¿Por qué la Constitución se llamaba Stalin?

La enorme importancia de la Ley Básica de la URSS de 1936 se evidencia por el nombre completamente no estándar de la autoridad que la recibió: el VIII Congreso Extraordinario de Soviets de la URSS. Extraordinario estaba «solo» relacionado con la adopción de una nueva Constitución (cualitativamente nueva), que ya había recibido el nombre casi oficial de Stalin en el momento del congreso, pero la adopción de la Ley Fundamental en sí misma se esperaba y se había planeado de antemano.

El 1 de febrero de 1935, el Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Bolcheviques de toda la Unión «decidió encomendar al camarada Molotov (miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de los Bolcheviques de toda la Unión, Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de la URSS – V.T.) para participar en el VII Congreso de la Unión de Soviets con una propuesta sobre la necesidad de algunas enmiendas a la Constitución de la URSS en la dirección de:

a) una mayor democratización del sistema electoral en el sentido de reemplazar las elecciones no del todo iguales con etapas iguales, directas, abiertas, cerradas, b) aclarando la base socioeconómica de la Constitución en el sentido de alinear la Constitución con el equilibrio actual de las fuerzas de clase en la URSS (creando una nueva industria socialista, la derrota de los kulaks, la victoria del sistema agrícola colectivo, el establecimiento de la propiedad socialista como base de la sociedad soviética, etc.) «.

En el informe «Sobre el Proyecto de Constitución de la URSS», el Presidente de la Comisión Constitucional I. Después de una breve información «técnica» sobre la formación de la Comisión Constitucional y sus tareas, Stalin realizó un análisis muy exhaustivo sobre el tema «Cambios en la vida de la URSS de 1924 a 1936», es decir, el período posterior a la adopción de la anterior Constitución sindical de nuestro estado. El orador enfatizó en primer lugar que la primera Constitución de la Unión se creó en la primera etapa de la NEP, el período de «algún resurgimiento del capitalismo», y después de 12 años «tenemos … el último período de la NEP, el final de la NEP, el período de la eliminación completa del capitalismo en todas las áreas de la economía nacional».

La conclusión es obvia de esto de que la Unión Soviética ha alcanzado un nuevo nivel de desarrollo sociopolítico. Y Stalin formula su esencia: “Por lo tanto, la victoria completa del sistema socialista en todas las áreas de la economía nacional es ahora un hecho.

¿Qué significa esto?

Esto significa que la explotación del hombre por el hombre ha sido destruida, eliminada, y la propiedad socialista de herramientas y medios de producción ha sido afirmada como la base inquebrantable de nuestra sociedad soviética «.

En cuanto al análisis de la estructura social, el presidente de la Comisión Constitucional dijo que «el proletariado en la URSS se ha convertido en una clase completamente nueva, la clase obrera de la URSS, destruyendo el sistema capitalista de economía, afirmando la propiedad socialista de herramientas y medios de producción», que «el campesinado soviético es un mundo completamente nuevo el campesinado, como la historia de la humanidad aún no sabía, «que la intelectualidad soviética» es ahora un miembro igual de la sociedad soviética, donde, junto con los trabajadores y «En el mismo equipo con ellos, están construyendo una nueva sociedad socialista sin clases». Estos cambios, enfatizados por el Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de Bolcheviques de toda la Unión, indican que «las contradicciones económicas entre estos grupos sociales están cayendo… y las contradicciones políticas entre ellos también se borran».

A partir de un análisis de la estructura de clases, Stalin continúa caracterizando las relaciones nacionales en la URSS y concluye: «Ahora tenemos un estado soviético multinacional completamente desarrollado y duradero, cuya fuerza podría envidiar cualquier estado nacional en cualquier parte del mundo».

Después de tal análisis, Stalin hace una generalización más importante de la escala de formación: «Nuestra sociedad soviética ha logrado lo que principalmente ha logrado el socialismo, creado un sistema socialista, es decir, implementado lo que los marxistas llaman de manera diferente la primera o más baja fase del comunismo».

Aunque esta conclusión se hizo de forma algo prematura, el hecho sigue siendo innegable de que el país soviético alcanzó un nuevo nivel de desarrollo, y la agenda incluyó la cuestión de los detalles del próximo período del camino histórico. Y aquí es necesario describir con más detalle la situación sociopolítica del país a mediados de los años treinta.

La contrarrevolución burguesa de 1991-1993 cambió notablemente la actitud hacia las realidades del socialismo soviético, incluida la Constitución de la URSS. Por un lado, la ingenua idea de que los derechos sociales (al trabajo, educación gratuita y protección de la salud, acceso a la alta cultura, vivienda gratuita y costos de vivienda baratos, etc.) ha desaparecido es casi una realidad eterna. Por otro lado, las características básicas del arreglo de vida socialista penetraron firmemente en la conciencia de los compatriotas.

En esta situación, alrededor de la Constitución soviética de 1936, la niebla de la cotidianidad habitual e imaginaria del evento comienza a disiparse. Incluso se está entendiendo que los derechos que ella realmente garantizó son el resultado de la lucha de clases proletaria. Y en tal reflexión, ciertamente no hay la más mínima exageración.

La constitución, que inmediatamente comenzó a llamarse Stalin, fue discutida y adoptada en el vigésimo año del poder soviético. Sí, en este momento el nuevo gobierno en las vastas extensiones del antiguo Imperio ruso se había fortalecido sólidamente, ya que había logrado un enorme éxito en el desarrollo económico: el proceso de industrialización continua estaba en curso, la producción de granos excedía constantemente el nivel prerrevolucionario, el nivel de vida de la población aumentaba al menos por la agalla paseriforme no solo se eliminó el analfabetismo masivo anterior, sino que también se estaba desarrollando el turbulento proceso de formar una nueva intelectualidad campesina trabajadora …

Todo esto es así. Pero hoy, después de casi 30 años del establecimiento del poder burgués, definitivamente hemos llegado a saber que las contradicciones de clase en tan poco tiempo son insuperables. Sí, la proporción de los afectados por el cambio de orden no es comparable. Después de la contrarrevolución de 1991-1993, la represión de la explotación puso el nuevo poder en el cuello de la gran mayoría de la población (según el Servicio Federal de Estadísticas del Estado, hoy más del 90% de los ciudadanos empleados en la economía están empleados por explotadores, comerciantes privados o el estado capitalista). A mediados de la década de 1930, la construcción del socialismo hizo imposible sentarse sobre el cuello de los trabajadores alrededor de una cuarta parte de los rusos que previamente habían explotado el trabajo asalariado. Ahora lo entendemos muy bien: aquellos que son derrotados en la confrontación de clase, como regla, anhelan venganza.

A estos inevitables antagonismos se agregaron nuevas contradicciones. Cada vez más, las marcas de nacimiento pequeño-burguesas-pequeñoburguesas del capitalismo, sobre las cuales advirtió Marx en su Crítica del Programa Gotha, comenzaron a recordarse a quienes recibieron los principales cargos por sus servicios reales. El Partido Bolchevique nominó a sus cuadros para el papel de líderes, llamados a conducir desinteresadamente a las masas a una sociedad de justicia social, a un modo de producción de camaradas. Pero no todos pudieron soportar esta difícil carga. Los héroes de ayer de la lucha por la causa de trabajo a veces no podían resistir la prueba del poder, convirtiéndose en burguesía ordinaria, haciendo cumplir el servicio de reverencia, adorando a la propia persona tanto en la esfera pública como en un círculo estrecho, el ascetismo bolchevique fue suplantado por sus modales señoriales. Tenemos que admitir amargamente: Tal renacimiento era de naturaleza de clase. Por cierto, entre los partidarios de la desviación correcta de los ascetas, parece que uno no puede encontrar un día con fuego.

Entonces, la atmósfera de un aumento popular sincero, en el que se adoptó la nueva Constitución soviética en 1936, fue adyacente a serias contradicciones sociopolíticas. En particular, a mediados de la década de 1930, varios grupos coexistieron dentro del partido, cuya base fue en gran medida su lugar en el sistema de gestión social de la sociedad. El hecho es que los detalles del próximo período del camino histórico, con una comprensión común del vector, fueron vistos de maneras algo diferentes por el liderazgo partido-soviético de la Unión y el liderazgo de las regiones individuales, las estructuras económicas de la unión, el comando de las Fuerzas Armadas, el liderazgo de los cuerpos de seguridad del estado …

La presencia de tales graves contradicciones puede juzgarse, por ejemplo, mediante un discurso en el XVII Congreso del Partido (1934) de un miembro del Comité Central del Partido Comunista de los Bolcheviques, un miembro del partido desde 1913, y el primer secretario del comité regional Dnepropetrovsk del Partido Comunista (b) U M.M. Khataevich, quien anteriormente trabajó como jefe de las organizaciones regionales tártaros y del Volga Medio del PCUS (b):

«El camarada Stalin ayer habló de la necesidad de aumentar la influencia de las organizaciones locales, regionales, distritales y republicanas, en la industria que no tiene un significado aliado … Pero aquí nos encontramos con una fuerte resistencia por parte del aparato de los comisarios, departamentos centrales y comandantes del pueblo que no quieren transferirse al local subordinación de la empresa de importancia de segundo y tercer grado, empresas que no tienen importancia sindical. Aquí la inercia burocrática del aparato es muy grande, y esta inercia burocrática no fue superada adecuadamente. Nos pusieron en una situación tal que nos vimos obligados a aceptar retirar de nuestro departamento una serie de empresas y transferirlas a la subordinación sindical y republicana … »

Y este no fue el único discurso sobre este tema. Hoy es interesante porque confirma la existencia de intereses especiales entre diferentes grandes grupos de gestión dentro del PCUS (b).

Naturalmente, estas diferencias no se limitaron a la esfera de los intereses económicos de los sujetos de la gobernanza (enfatizamos: no se trataba principalmente de intereses personales, sino de comprender los intereses de las regiones, industrias, es decir, grupos sociales significativos). Su diferencia en los intereses políticos desempeñaba un papel importante. Esto se evidencia de manera bastante convincente en la discusión del proyecto de Constitución de la URSS de 1936.

Los problemas sociopolíticos del desarrollo de la sociedad soviética se reflejan plenamente en el informe del Presidente de la Comisión Constitucional Stalin en el VIII Congreso Extraordinario de la Unión de Soviets el 25 de noviembre de 1936. Destacó una sección especial V “Enmiendas y adiciones al proyecto de Constitución”. La naturaleza de varias enmiendas es bastante notable en términos de reflejar serias contradicciones dentro de la parte. Estas enmiendas indican que fueron introducidas por representantes del cuerpo de liderazgo, ya que no se referían a los intereses de los trabajadores, los campesinos o la intelectualidad ordinaria. Además, a menudo demostraron la presencia de intereses especiales de líderes regionales y departamentos sindicales. Aquí nos centramos solo en correcciones de este tipo.

Entonces, el informe de Stalin.

“Proponen eliminar en los artículos la lista detallada 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28 y 29 de la división administrativa-territorial de las repúblicas de la Unión en territorios y regiones. Creo que tal propuesta … es inaceptable «.

El orador no dice que dicha propuesta no pueda provenir de trabajadores o campesinos, ya que el borrador de estos artículos de la Ley Fundamental no invade sus intereses. Pero él indica claramente los motivos que dan lugar a tales enmiendas:

“Hay personas en la URSS que están listas con gran deseo e incansablemente para volver a dibujar los bordes y las regiones, introduciendo así confusión e incertidumbre en su trabajo. El proyecto de Constitución crea una rienda para estas personas. Y esto es muy bueno, porque aquí, como en muchas otras cosas, necesitamos una atmósfera de confianza, se requiere estabilidad y claridad «.

Hablando desde la tribuna del sonido mundial, Stalin no reveló completamente los motivos de los autores de esta propuesta. Está claro que provenían de líderes regionales, ya que están principalmente interesados ​​en la estabilidad o, por el contrario, en la movilidad de las fronteras regionales. Esta enmienda refleja los intereses de esa parte de los líderes que, en términos de sus competencias, se quedaron atrás de los requisitos de la economía industrial de un país en rápido desarrollo. El movimiento constante de las fronteras les permitió evadir fácilmente la responsabilidad por los fracasos cometidos en el liderazgo de las regiones. Y la práctica de transferir las fronteras interregionales a mediados de la década de 1930 alcanzó una escala muy amplia.

Aquí hay otra enmienda que refleja la divergencia de intereses de los vínculos gerenciales en diferentes niveles. Leemos en el informe de Stalin:

“Luego viene la adición al Artículo 40, en virtud del cual se propone otorgar al Presidium del Consejo Supremo el derecho de emitir actos legislativos temporales. Creo que este suplemento está mal y no debería ser adoptado por el Congreso «.

Es fácil adivinar que en tal enmienda no estaban interesados ​​los trabajadores o campesinos, o incluso los líderes del partido regional y los cuerpos soviéticos, sino los camaradas que encabezaban los comisarios, jefes y otros departamentos centrales del pueblo. Más a menudo que otros necesitaban dar a sus decisiones el estado de las leyes. Pero la legislación debe proceder de intereses nacionales, más que departamentales. Por lo tanto, en el comentario del orador hay una clara insatisfacción con la posibilidad misma de tal enmienda:

“Finalmente, debemos poner fin a la situación cuando no se legisla un solo organismo, sino varios. Esta situación es contraria al principio de estabilidad de las leyes. Y ahora necesitamos la estabilidad de las leyes más que nunca. El poder legislativo en la URSS debe ser ejercido por un solo cuerpo: el Consejo Supremo de la URSS «.

Las reclamaciones al cuerpo político, cuyos representantes enmendaron, como dirían ahora, en interés corporativo, estaban en aumento en el informe.

«Finalmente», dice Stalin, «otra enmienda que es más o menos significativa».

Conociendo el desarrollo posterior de los eventos, podemos incluso corregir a Stalin: un personaje muy sustancial. El orador vuelve a contar sus contenidos:

“Estoy hablando de una enmienda al artículo 135 del proyecto de Constitución. Propone privar los derechos electorales de los fieles, los ex Guardias Blancos, todas las personas y personas que no se dedican a un trabajo útil en general, o, en cualquier caso, restringir los derechos electorales de las personas de esta categoría, otorgándoles solo el derecho a elegir, pero no a ser elegidos. Creo que esta enmienda también debería ser rechazada «.

El primer argumento estalinista en apoyo de su posición es político general:

“El gobierno soviético privó los derechos electorales de elementos no ganados y explotadores, no para siempre, sino temporalmente, hasta cierto período. Hubo un tiempo en que estos elementos libraron una guerra abierta contra el pueblo y se opusieron a las leyes soviéticas. La ley soviética sobre la privación de su sufragio fue la respuesta del gobierno soviético a esta oposición. Desde entonces, ha pasado mucho tiempo. Durante el último período, nos hemos asegurado de que las clases explotadoras sean destruidas, y el poder soviético se haya convertido en una fuerza invencible. ¿Es hora de revisar esta ley? Creo que ha llegado el momento «.

Pero Stalin entiende que este argumento no puede ser detenido. No solo adivina sobre los autores de la enmienda, sino que muy probablemente conoce a muchas personas en persona; durante muchos años ha estado trabajando con ellos lado a lado. Por lo tanto, la evidencia civil general no es suficiente. Tenemos que abordar los principios bolcheviques. Y Stalin va por ello:

«Dicen que esto es peligroso, ya que los elementos hostiles al gobierno soviético, algunos de los antiguos guardias blancos, kulaks, sacerdotes, etc., pueden arrastrarse a los cuerpos supremos del país». ¿Pero a qué hay que temer? Miedo a los lobos, no vayas al bosque. En primer lugar, no todos los antiguos kulaks, guardias blancos o sacerdotes son hostiles al poder soviético. En segundo lugar, si la gente en algunos lugares elige personas hostiles, esto significará que nuestro trabajo de campaña está mal hecho y merecemos tanta vergüenza, si nuestro trabajo de campaña continúa de manera bolchevique, entonces la gente no se perderá personas hostiles a sus órganos supremos. Esto significa que debemos trabajar, no quejarnos, debemos trabajar y no esperar a que todo se proporcione listo según las órdenes administrativas. Lenin en 1919 dijo que el tiempo no estaba lejos cuando el gobierno soviético considera útil introducir el sufragio universal sin restricciones. Tenga en cuenta: sin ninguna restricción. Dijo esto en un momento en que la intervención militar extranjera aún no se había liquidado, y nuestra industria y agricultura estaban en una situación desesperada. Han pasado 17 años desde entonces. ¿No es hora, camaradas, de seguir las instrucciones de Lenin? Creo que ya es hora.

Esto es lo que dijo Lenin en 1919 en su trabajo «Proyecto de programa del PCR (B)». Permíteme leer:

«R.K.P. Debo explicar a las masas trabajadoras, para evitar una generalización incorrecta de las necesidades históricas transitorias, que la privación de los derechos electorales de algunos ciudadanos no existe en la República Soviética, como era el caso en la mayoría de las repúblicas democráticas burguesas, una determinada categoría de ciudadanos declarados sin vida sin derechos, pero solo se aplica a los explotadores, solo para aquellos que, contrariamente a las leyes básicas de la república socialista soviética, persisten en defender su posición de explotación, en mantener el capitalismo las relaciones de iCal. En consecuencia, en la República Soviética, por un lado, todos los días el fortalecimiento del socialismo y la reducción en el número de aquellos que objetivamente tienen la oportunidad de seguir siendo explotadores o mantener relaciones capitalistas, el porcentaje de personas privadas de sufragio disminuye por sí mismo. Ahora apenas en Rusia este porcentaje es más del dos, tres por ciento. Por otro lado, en un futuro muy cercano, el cese de la invasión externa y la finalización de la expropiación de los expropiadores pueden, bajo ciertas condiciones, crear una situación en la que el poder estatal proletario elegirá otros métodos para suprimir la resistencia de los explotadores e introducir el sufragio universal sin ninguna restricción «.

Parece claro.

Desde el punto de vista de la Ley Fundamental, todo estaba claro. Y en el VIII Congreso extraordinario de toda la Unión, se aprobaron todas las enmiendas a la Constitución de la URSS que Stalin apoyó, y que criticó, fueron rechazadas.

La Constitución de la URSS de 1936, que durante 20 años el mundo unió a Stalin, fue reconocida, no solo por amigos de la Unión Soviética, sino también por muchos de sus enemigos, la más democrática del mundo anterior a la guerra. Y esto a pesar del hecho de que tenía el concepto de «enemigos del pueblo». El mundo estuvo de acuerdo en que la propiedad socialista debería ser inviolable. A la gente no le importaba que quienes invadieran la propiedad pública fueran sus enemigos incondicionales. Los trabajadores, en su mayoría absoluta, siguen siendo leales a esa posición. Ella, como muchas disposiciones clave de la Constitución soviética de 1936, es probable que se eleve nuevamente a la norma constitucional del futuro estado de los trabajadores de Rusia.

PRAVDA – No. 135 (30922) 5 de diciembre de 2019

 

Autor: Victor TRUSHKOV.

Fuentes:

https://agendacomunistavalencia.blogspot.com/2019/12/por-que-la-constitucion-se-llamaba.html