¿Por qué los españoles tenemos que asumir más riegos que los EE.UU. en sus guerras y conflictos?

Dar un giro radical en nuestra política exterior tiene dificultades, pero en los tiempos que corren depender militamente de EEUU entraña un peligro enorme

El colectivo «Veteranos Por la Paz» nos recuerda que el pasado domingo venció el Convenio de Defensa de España/EEUU. , Según expresan en este artículo, el Gobierno de Coalición español «ha dejado escapar la oportunidad» de denunciar el Convenio, de forma que este se prolongará por un año adicional, sin que los españoles hayan podido pronunciarse sobre si renovarlo o no. ¿Cuál es la razón que nos está impidiendo emprender un genuino esfuerzo colectivo de autodefensa y de afirmación soberana y continuar corriendo más riesgos que los estadounidenses corren en las guerras de sus gobiernos?

En el dia de hoy, 22 de mayo de 2021, vence formalmente el Convenio de Defensa España/EEUU que entró en vigor hace ahora ocho años, tras la firma del Segundo y último Protocolo de Enmienda.

Sin embargo, el artículo 69.2 establece su prórroga. automática por un año, a menos que una de las partes manifieste su voluntad en contra antes de seis meses de la conclusión de ese periodo.

El Gobierno español ha dejado escapar la oportunidad de denunciar el Convenio, de manera que este se prolongará por un año adicional, sin que se haya dado ocasión al pueblo soberano de manifestarse sobre su deseo de renovarlo o no.

El Convenio Defensa con los EEUU es heredero de los Pactos de Madrid, un acuerdo entre gobiernos que firmara el dictador Francisco Franco en 1953 como primer paso a su apertura internacional. España no era entonces admitida en las Naciones Unidas por el carácter de su Régimen, que la Comunidad internacional vinculaba a las graves responsabilidades del fascismo en el desencadenamiento de la guerra española y de la Segunda Guerra mundial.

Desde 1970 se firmarían sucesivos acuerdos con un contenido semejante en sustancia, aunque con forma de Convenio internacional; el de 1988 reconocía ya la pertenencia de España a la OTAN y su vigencia, para evitar su discusión pública, se ha ido extendiendo fraudulentamente en base a la adición de Protocolos de Enmienda.

Ya desde el lanzamiento de las bombas atómicas contra Japón, arrojadas a modo de aviso a la URSS de su capacidad y disposición para volver a utilizarlas contra ella, EEUU no ha cejado en el empleo de maniobras de desestabilización, golpes de Estado, amenazas, agresiones y guerras, siempre con el argumento de la defensa de la paz y la libertad. Su grado de violencia y capacidad destructiva no tienen parangón en el mundo y es el principal responsable de la laminación absoluta del Derecho internacional, tan trabajosamente constituido para alejar el fantasma de la guerra tras la catáscrofe de la Segunda Guerra Mundial.

A través del Convenio de Defensa y la consiguiente vinculación de España a la OTAN, España se ha convertido en cómplice de estos desmanes, tanto por el uso de las bases militares por las fuerzas de EEUU en sus guerras, como por la participación activa de fuerzas españolas en muchas de ellas.

La firma o la no denuncia continuada de los Convenios de Defensa con los Estados Unidos en el marco de la OTAN supone asumir su propuesta militar, política y doctrinal, y conduce a la aceptación total de la guerra promovida por Washington, incluidos el genocidio y el aplastamiento de todas las formas de resistencia, en especial, la de los pueblos que defienden su independencia, su soberanía y sus recursos.

Esta guerra incluye la complicidad con la misma de todos los medios de comunicación que la apoyan, la ocultan o la instrumentalizan. También supone la incorporación de los Partidos y de los Gobiernos a su aparato de propaganda. Menospreciar sus implicaciones por parte de los responsables políticos y de los propios militantes supone la máxima irresponsabilidad posible y no denunciar sus consecuendas es un fraude a sus seguidores y electores . Aceptar las sin más supone ya la complicidad con una violencia criminal, propia de los regímenes fascistas.

En la actualidad, sin que España tenga diferendo alguno con Rusia, nuestros soldados y la propia población civil española se ven expuestos a un riesgo extremo por nuestra participación activa en las maniobras de hostigamiento contra Rusia impuestas por los EEUU. Como viene siendo habitual en la estrategia de los EEUU, la acción se desarrolla muy lejos de su propio territorio, en el escenario europeo en este caso, lo que le permite un grado inusitado de osadía en su desafío, en la certeza de que sus consecuencias apenas le alcanzarían. El peligro es enorme para nosotros, tanto por la posibilidad cierta de una escalada sin control, como por el enorme riesgo de que un accidente fortuito desencadene una reacción automática y devastadora de las armas nucleares.

Mantener la alianza con los EEUU es pues no solo una actitud criminal, sino también una irresponsabilidad, por mucho que los principales actores políticos y mediáticos se esfuercen en distraer a la opinión pública con el cuento de la «defensa colectiva».

Somos muy conscientes de las dificultades que entraña un giro radical en nuestra política exterior para alejamos de la dependencia y sumisión a los Estados Unidos; podemos observar cómo países que, sin enfrentarse a los Estados Unidos y ejerciendo su propia soberanía, están siendo criminalizados, hostigados y atacados, directamente o a través de actores interpuestos. Es un riesgo que debemos asumir y emprender un genuino esfuerzo colectivo de autodefensa y de afirmación soberana, buscando el apoyo de otros países que se resisten a la imposición imperialista en un eje contrahegemónico.

Desde «Veteranos Por la Paz España» exigimos del Gobierno español y del conjunto de las fuerzas políticas un cambio radical en su fabricado discurso de hostilidad contra Rusia y que se abra un debate público serio sobre los riesgos, responsabilidades y consecuencias de nuestra alianza con los EEUU; que se materialice la denuncia del Convenio de Defensa con los EEUU y se desmantelen las bases norteamericanas en España; que abandonemos la criminal alianza militar OTAN y que se abra un decidido proceso de búsqueda de la paz y de refuerzo de nuestra propia soberanía, articulando nuestras relaciones de defensa, colaboración y respeto mutuo con el conjunto de naciones del mundo que no se somete a la tiranía impuesta por el imperialismo hegemonizado por los EEUU.

¡Nos corresponde colocarnos al otro lado de la historia!.

22 de mayo de 2021

FDO.: Veteranos por la Paz España

Fuentes:

https://canarias-semanal.org/art/30630/por-que-los-espanoles-tenemos-que-asumir-mas-riegos-que-los-eeuu-en-sus-guerras-y-conflictos-audio