La CIA «descubre» el secreto peor guardado de los últimos 30 años: Felipe González fue la «X» del terrorismo de estado

Máximo Relti

La Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) acaba de despejar la incógnita peor guardada de la historia de la instauración franquista de la Monarquía española: el ex mandatario socialdemócrata Felipe González Márquez fue el creador e impulsor de los GAL, un grupo armado y violento que actuó durante los años 80 y 90, y tras el que se escondió el terrorismo de Estado, manejado por el propio gobierno del PSOE.

De acuerdo con la documentación dada conocer ahora, la CIA sometió a un riguroso seguimiento las actividades protagonizados por los GAL, desde mediados de la década de los 80 del siglo pasado.

La documentación, que hasta estos momentos era mantenida rigurosamente en secreto, ha sido desclasificada y puesta a disposición de todos aquellos que deseen consultarla, aunque existen en ella importantes lagunas, con párrafos y fragmentos enteros censurados o tachados.

Según mantiene la referida documentación hoy descatalogada, el Ejecutivo español, que durante 14 años encabezó Felipe González:

«parece determinado a adoptar una estrategia poco ortodoxa en relación con ETA (Censura)González ha acordado la constitución de un grupo de mercenarios, controlado por el Ejército, para combatir fuera de la ley a los terroristas… (Censura)… los mercenarios no serían necesariamente españoles y tendrían como misión asesinar a los líderes de ETA en España y Francia…».

En una nota adjunta que agregan los Servicios de Inteligencia americanos a pie de página del documento, se mencionan como precedentes directos de este grupo terrorista creado por el ex presidente González, el «Batallón Vasco Español», el «Anti Terrorismo ETA» y la llamada «Alianza Apostólica Anticomunista» (Triple A).

En la documentación ahora conocida se puede observar como los «censores» del material desclasificado se cuidan muy mucho en tachar las biografías de los mercenarios implicados en asesinatos de Estado, organizados en contra de la organización ETA.

La documentación desclasificada de la CIA asegura que los GAL lograron sembrar el miedo y el terror entre los vascos que habían logrado huir a Francia. Indica, igualmente, que durante la época a la que hace referencia el documento de la CIA, los GAL consiguieron acabar con la vida de nueve personas en el sur de Francia. La CIA puntualiza, asimismo, que la nacionalidad de los mercenarios encargados de la liquidación de objetivos designados

«no tenían que ser necesariamente españoles y tendrían como misión asesinar a los líderes de ETA en España y Francia… Los terroristas están todavía más a la defensiva porque saben que salir de España no garantiza la seguridad».

Los Servicios de la Inteligencia estadounidense reconocen que estas operaciones no sólo tienen un carácter manifiestamente ilegal sino que, además, cuestionan los mismos fundamentos de la democracia. La propia CIA acepta en su informe que con este tipo de organizaciones paramilitares

«las credenciales democráticas del Gobierno español y del Partido Socialista quedarían manchadas seriamente… El gobierno del primer ministro Felipe González, que muchos pensaban sería blando con el terrorismo, se ha mostrado implacable en la resolución para erradicar ETA a través de una combinación de concesiones políticas a la minoría vasca e intensificando los esfuerzos legales».

Pero la documentación desclasificada de la CIA va aún más allá. Pone al descubierto as estrechas relaciones mantenidas entre este grupo criminal creado por el felipismo y el hampa, la «Organización del Ejército Secreto (OAS)», y la «Legión Extranjera Francesa», estas dos últimas organizaciones fuertemente vinculadas a la extrema ultraderecha francesa.

Apenas se ha necesitado que transcurrieran unas pocas horas desde que la documentación de la CIA fuera dada conocer para que desde el Parlamento español se formulara una petición urgente de comparecencia del ex Secretario General de los socialistas españoles, Felipe González para que desde esa institución explique los datos dados a conocer ahora por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos. La petición fue formulada por el grupo político soberanista y socialdemócrata vasco,Bildu.

El documento de la CIA aparece en momentos políticamente muy poco oportunos para el ex líder socialdemócrata Felipe González. Al generalizarse la percepción social de cuál fue realmente el papel que desempeñó su gobierno, así como sus implicaciones con el terrorismo de Estado, la actual cúpula del PSOE ha decidido marcar discretas distancias con el que fuera su ex líder y máxima referencia política. El peso de sus opiniones apenas encuentran ya eco en sectores minoritarios de su propio partido. Con propiedad podría decirse que Felipe González es hoy un político amortizado en las filas de la socialdemocracia española.

Por otra parte, las revelaciones de la CIA, que ubican a González en el indecoroso lugar que históricamente le corresponde, renuevan la actualidad que conserva aquella famosa frase con la que los funcionarios del Imperio Romano rechazaban pagar los servicios prestados por sus antiguos sicarios, que rezaba «Roma traditoribus non praemiat». O sea, en roman paladino: «Roma no paga traidores».

Fuentes:

https://canarias-semanal.org/art/27901/la-cia-descubre-el-secreto-peor-guardado-de-los-ultimos-30-anos-felipe-gonzalez-fue-la-x-del-terrorismo-de-estado