Desclasificados documentos sobre la participación de EE.UU. en el golpe de Estado contra Allende

Son una serie de documentaciones lo que el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos ha publicado. Al parecer los desclasificó el pasado 3 de noviembre y se refieren a los actos injerencistas que el entonces presidente del país norteamericano, Richard Nixon (1969-1974), y su Administración decidieron contra Chile tras la victoria del líder socialista Salvador Allende en las elecciones presidenciales del 4 de septiembre de 1970.

Fechado el 5 de noviembre de 1970, uno de los memorandos revela que el exconsejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, advirtió a Nixon de las secuelas que tendría la llegada al poder de Allende (1970–1973) en las relaciones de los dos países y su efecto en la región.

En otro de los documentos desclasificados se puede observar que Kissinger abogaba por una agresión abierta hacia Chile. Esta misma postura la defendía también el secretario de Defensa, Melvin Laird, que insistía a Nixon: “Tenemos que hacer todo lo posible para lastimar [a Allende] y derrocarlo”.

Dadas las divergencias que existían entre las autoridades yanquis, finalmente, el presidente imperialista decidió derrocar el Gobierno de Allende recurriendo a medidas que impedían el apoyo nacional e internacional a su gestión.

Esto, por ejemplo, se puede leer en el documento: “EE.UU. buscará maximizar las presiones sobre el Gobierno de Allende para evitar su consolidación y limitar su capacidad para implementar políticas contrarias a los intereses de EE.UU. y del hemisferio”.

Con el propósito perverso de consumar sus ansias de derrocar a Allende, se hizo coordinaciones necesarias con ciertos gobiernos regionales. Entre ellos estaban Argentina y Brasil.

Mientras se empujó a bloquear los préstamos de los bancos multilaterales a Chile; pidió a corporaciones estadounidenses que abandonaran este país; y manipuló el valor del mercado internacional del cobre, la principal exportación de Chile. Bien claro era el motivo: “para dañar aún más la economía chilena”.

En realidad, parece ser que, en esencia, tampoco se revela nada que de alguna manera ya no se conociera. La CIA ya había desclasificado documentos secretos con anterioridad. En ellos se revelaba los apoyos del Gobierno yanqui a la Junta Militar de Augusto Pinochet.

Como se sabe, el 11 de septiembre de 1973 culminaron todos los esfuerzos de Washington con el golpe de Estado asestado al presidente legítimo de Chile, Salvador Allende.

Fuentes:

CHILE. Desclasificados documentos sobre la participación de EE.UU. en el golpe de Estado contra Allende