REFLEXIONES

LA EUROPA DE LA VERGÜENZA

Las intenciones de la Unión Europea de expulsar a 8 millones de inmigrantes, internamientos de hasta 18 meses hasta la repatriación, mayor control de los flujos migratorios y endurecimiento para obtener el requisito del permiso de trabajo y el permiso de residencia. Es decir, mano de obra barata y sin derechos, pagando sus cotizaciones e impuestos, cumpliendo con lo que exige el sistema de explotación y recibiendo menos, peor y expulsados.

Es el triunfo de las leyes anti-inmigratorias y de las teorías de los “patrios” -Sarkozy y Berlusconi- con sus contratos de integración y expulsiones masivas. Políticas cruelmente canallescas, son tratados como ganado, carne de trabajo para el sistema, sin ser libres y dignamente tratados.

Triste fenómeno que vivimos en esta Europa moribunda y furibunda, una autoinmolación que supone un grave e irrevocable retroceso en la historia de la humanidad, caracterizada por el mestizaje.

¡CUIDADO ANTENAS!

Retrasan 3 años la publicación de un estudio público sobre teléfonos móviles y su posible vinculación con el cáncer.

La información contenida en el estudio Interphone -un proyecto internacional de 15 millones de euros coordinado por la Agencia Internacional para la investigación del cáncer (Iarc) para identificar posibles relaciones entre tumores de cabeza y cuello y el uso de los teléfonos celulares- se tendría que haber hecho pública hace por lo menos tres años, pero los investigadores continúan tergiversando y no se deciden a revelar los datos, según el periódico italiano Corriere della Sera. A la vez que se pregunta, “¿cómo es posible?”.

MARCHA A TOPAS

Unas cincuenta personas acudieron a la marcha anual a la cárcel (centro de exterminio) de Topas, defendiendo una vez más: contra la dispersión, el régimen de aislamiento, por la liberación de los enfermos (terminales, drogodependientes, mentales,…), contra el régimen FIES y por la abolición final de todas las prisiones.

¡Por la dignidad del ser humano, abajo los muros de todas las cárceles!

EFEMÉRIDES

Hace poco más de 1 año que se cerró el bar “Utopía”, primero temporalmente y luego ya de forma definitiva. En el hemos dejado recuerdos, un lugar donde aislarte de los problemas del mundo o si querías, acercarte todavía más a ellos, donde se hablaba de luchas, esperanzas, utopías o simples trivialidades, o simplemente un sitio donde estar; en fin: una segunda casa para muchos de nosotros, dirigido por alguien que era considerado como un segundo padre por algunos de nosotros y de quien nos seguimos acordando con cariño. Todavía puede leerse el mensaje de despedida que nos dejó escrito fuera del bar. Desde aquí dar un abrazo muy fuerte a Pedro y desearle mucha suerte para que siga adelante y pueda seguir dándole a los suyos todo aquello que necesiten.

¡¡Salud, compañero!!

LAS CIUDADES Y LOS TRUEQUES

Al entrar en el territorio que tienen por capital a Eutropia, el viajero no ve una ciudad sino muchas, de igual importancia y no disímiles entre sí, desparramadas en un vasto y ondulado altiplano. Eutropia no es una sino todas esas ciudades al mismo tiempo; una sola está habitada, las otras vacías; y esto ocurre por turno. Diré ahora cómo. El día en que los habitantes de Eutropia se sienten abrumados de cansancio y nadie soporta más su trabajo, sus padres, su casa y su calle, las deudas, la gente a la que hay que saludar o que te saluda, entonces toda la ciudadanía decide trasladarse a la ciudad vecina que está ahí, esperándolos, vacía y como nueva, donde cada uno tomará otro trabajo, otra mujer (1), verá otro paisaje al abrir las ventanas, pasará las noches en otros pasatiempos, amistades, maledicencias. Así sus vidas se renuevan de mudanza en mudanza entre ciudades que por su exposición o su declive o sus cursos de agua o sus vientos se presentan cada una con algunas diferencias de las otras. Como sus respectivas sociedades están ordenadas sin grandes diferencias de riqueza o de autoridad, el paso de una función a otra se produce sin grandes sacudidas; la variedad está asegurada por la multiplicidad de tareas, de modo que en el espacio de una vida es raro que alguien vuelva a un oficio que ya ha sido el suyo.
De este modo la ciudad repite su vida siempre igual, desplazándose hacia arriba y hacia abajo en su tablero de ajedrez vacío. Los habitantes vuelven a recitar las mismas escenas con actores cambiados; repiten las mismas réplicas con acentos combinados de otra manera; abren alternadamente la boca en bostezos iguales. Sola entre todas las ciudades del imperio, Eutropia permanece idéntica a sí misma. Mercurio, dios de los volubres, a quien está consagrada la ciudad, cumplió este ambiguo milagro.

20 Responses to “REFLEXIONES”

  1. debate Says:

    Se ha creado el siguiente foro http://www.foro.ws/revolucionensalamanca , para que los temas de disputa dentro del mvimiento tengan un sitio en la red para el debate. Animar a todos los colectivos y toda la gente interesada a participar. Si alguien quiere administrar el blog que me lo comunique a través de revoluciónensalamanca@gmail.com , porque yo no tnego ni idea.

  2. pepe Says:

    El regreso de la aristocracia obrera

    A comienzos del pasado siglo, los socialistas de espíritu más sinceramente internacionalista denunciaron la formación de lo que llamaron “la aristocracia obrera”. Se referían al hecho de que la gran mayoría de los trabajadores de los países desarrollados hacían la vista gorda ante la salvaje explotación de los recursos naturales de las colonias (y de sus habitantes, claro) porque ellos, a su escala, también se beneficiaban del expolio. Las burguesías europeas obtenían enormes beneficios y eso les permitía pagar en casa salarios menos miserables, con lo que mantenían una cierta paz social y, sobre todo, solidificaban muchas complicidades nacionales, como se constató en la guerra del 14-18, cuando casi todas las organizaciones obreras se aprestaron a defender a tiros los intereses de sus amos.

    La Historia se repite, aunque bajo diferentes formas. Ahora ni siquiera está claro que quepa hablar en rigor de “clase obrera”. Hay un conjunto desestructurado de empleados y de desempleados, algunos más o menos fijos, otros de usar y tirar, una parte integrados y otros decididamente marginales… Pero, sobre todo, hay dos categorías que se están convirtiendo en más y más antagónicas en buena parte de la Europa pudiente: los nativos y los inmigrantes. Cada vez son más frecuentes los conflictos sociales en los que aparece en primer plano esa exigencia: “Los empleos de casa, primero para los de casa”. ¿Y por qué hace tres años “los de casa” no querían determinados empleos y estaban encantados con que la gente inmigrante los asumiera por cuatro perras, y ahora les señalan iracundos con el dedo la puerta de salida?

    Cuánta alma de explotador habita en cuerpos de siervos.

    Javier Ortiz
    El dedo en la llaga - Público

Leave a Reply