Archivo de Julio, 2008


RECOMENDAMOS

Viernes, Julio 25th, 2008

Xosé Tarrío González

HUYE, HOMBRE, HUYE

Por Filibustero.
TITULO: Huye, Hombre, Huye. Diario de un preso FIES
AUTOR: Xosé Tarrío González
EDITORIAL: Virus
Extraído de la web de Korneyá Anticarcelaria: http://www.cnt.es/cornella/korneyaanticarcelaria.htm

Este libro narra la vida de un joven que desde muy temprana edad comienza a descubrir el miedo y la violencia imperada por las instituciones carcelarias del estado español, encerrado ya desde los 11 años en un internado, pasando por reformatorios y acabando en prisión a los 17 años, que es donde también acaba conociendo las drogas y acaba enganchándose a ellas.

Poco más tarde vuelve a entrar en prisión a cumplir una condena de 2 años que se acaba convirtiendo en una condena de 71 años a causa de su espíritu de lucha, no dejándose nunca pisotear ni humillar por los perros guardianes de estos centros de exterminio.

Xosé sale de las drogas a los 19 años, participa en varios motines, y varios intentos de fuga. La fuga se convierte en un empeño constante, es lo único que le mantiene con vida, la esperanza de escapar de ese martirio impuesto por este podrido sistema camuflado tras el bonito nombre de “democracia“.

Este fue uno de los primeros libros que leí sobre prisiones, el cual me impresiono bastante, de hecho es uno de los libros en general que más me ha llenado.

Leyéndolo conocí las malas condiciones de vida en las cárceles españolas, el cruel y siniestro código F.I.E.S. y también a un gran personaje.

Xosé Tarrío es una persona digna de admiración, con un gran valor y dignidad que le mantuvo plantando cara durante tantos años pese a estar encerrado, separado de sus seres queridos, y siendo víctima de todo tipo de abusos, torturas y vejaciones.

REBELIÓN EN LA GRANJA (LIBRO) (en inglés Animal Farm, 1945)

Es una novela satírica de George Orwell acerca de un grupo de animales en una granja que expulsan a los humanos y crean un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en una tiranía brutal. La novela fue escrita durante la segunda guerra mundial y, aunque fue publicada en 1945, no comenzó a ser conocida por el público hasta finales de los años 50. Rebelión en la granja constituye una crítica velada de la Revolución Rusa y una sátira sobre la corrupción del socialismo soviético en los tiempos de Stalin. Por entonces Gran Bretaña apoyaba a Rusia en la II Guerra Mundial ya que tenían un enemigo común: Alemania, y por eso la prensa británica evitaba hablar mal del régimen comunista (una decisión más voluntaria que impuesta). Orwell, cansado de ello, quiso dar su propia visión del régimen y de la historia del comunismo mediante una excepcional fábula-novela, eso hizo que la novela fuera criticada pero aun así se ha convertido en una de las grandes obras del siglo XX.

FULL MONTY (PELÍCULA)

El cierre de la fábrica de acero de Yorkshire deja sin trabajo a casi toda la población masculina. Uno de ellos, Gaz, perderá el derecho de ver a su hijo si no consigue dinero para pagar la pensión de sustento familiar a su mujer. Se le ocurre un solución a la desesperada: formar un espectáculo de strip-tease con otro amigos suyos en su misma situación. Una divertida película pionera en su género (quién no conoce la escena del desnudo) que de un modo humorístico nos muestra la situación de la precariedad laboral y desempleo del momento en Inglaterra y las medidas que hay que tomar a veces para salir de ella.

Ruegos y preguntas: anarkamirobrigense@hotmail.com

SOY MUJER . . . Y ADEMÁS VIUDA

Viernes, Julio 25th, 2008

El blanco es el color de la virtud en occidente y el de la desgracia en India.

En un país donde 35 millones de mujeres son viudas, donde ser mujer es casi un delito, en un país en el cual si tu marido muere lo más sensato es arrojarte a la pira funeraria y morir con él. En un país en el que la tasa de infanticidio es altísima, tener una hija es una maldición. Ser mujer en India es lo peor que te puede pasar. De esas 35 millones de mujeres viudas sólo unas 700 cobran la pensión que el estado las otorga. Las demás, malviven de la caridad de las personas. Muy pocas son las viudas que tienen la suerte de seguir en su casa con los parientes de su marido o de volver a la de sus padres. La mayoría son repudiadas y tienen que irse de su casa, otras corren peor suerte y son obligadas a volver a casarse con el hombre que elija la familia de su difunto marido. Porque una viuda en India es una lacra, algo ofensivo que hay que esconder. Tienen prohibido mostrarse en actos públicos, no se les permite hacer ruido cuando caminan, son obligadas a viajar en vagones de tercera y tienen prohibido mostrar su alegría en público.

Las viudas en India jamás gritan, sólo susurran, no ríen, y en verdad tienen muy pocas cosas para sonreír a la vida.

Conocida como la ciudad de las viudas Vrindavan es un lugar santo, 25.000 habitantes y un cementerio para las miles de viudas que buscan refugio allí. Se encuentra a 300 kilómetros al sur de Delhi. Llegan a diario y de todos los pueblos de India. Se calcula un número cercano a las 6.000, aunque ya se apunta a unas 10.000 deambulando por esta ciudad. Son rechazadas por sus familias políticas o bien traídas a la fuerza por sus propios hijos. Ese será su nuevo hogar: la calle.Las hay que muestran cicatrices de alguna paliza reciente, otras son de hace tiempo. Muchas de ellas son analfabetas, se quejan de que las engañan al comprar, ignoran que tienen derecho a cobrar una paga, y las pocas que lo saben tienen que luchar con tantas trabas que pone el propio gobierno que acaban renunciando.

Y es que los derechos de hombres y mujeres viudos son muy distintos:

* A diferencia de los hombres viudos indios, a las viudas no se les permite casarse.
* A diferencia de los viudos indios, a las viudas se las despoja de sus derechos de propiedad.
* A diferencia de los viudos indios, a las mujeres, la condición de viudas viudas les proporciona un status social y religioso de segundo grado.
* A diferencia de los viudos indios, las viudas reciben un escaso beneficio en el reparto de los bienes familiares, en los casos en que reciban algo.

En esta ciudad santa se le sigue negando la vida. Agonizan en las calles, son deshonradas. Se dan casos de violaciones y de prostitución. Hay constancia de que muchas de las que todavía guardan fuerzas son vendidas en pueblos cercanos para arar las tierras de terratenientes y usureros. Se las puede distinguir vagabundeando por las calles, mendigando bajo un sol de justicia unas monedas, un poco de arroz o algo que poder llevarse a la boca. Siempre con sus saris blancos, el color que viste a las viudas en India. En los templos se congregan por docenas para entonar cánticos, rezos y plegarias a Krisnha, por turnos de cuatro horas y a cambio de unas rupias. Todas cargan con un pasado en común, y es que se han pasado media vida sirviendo a los demás, sin tiempo para ellas. La mayoría de las que deambulan por Vrindavan no saben leer, ni garabatear su propio nombre. No es extraño encontrar a un grupo de ellas compartiendo suelo en ridículas madrigueras reñidas con la higiene y por las que pagan sumas astronómicas. Unos cuantos cartones al ras del suelo es el mobiliario.

En la India hay que pagar un precio muy alto por vivir. Y si se es mujer, dos. No hay espacio para ella. La mujer tiene que estar siempre controlada. De niña por el padre. De joven, por el marido. Y de mayor por sus hijos.

Desde hace 500 años, la cuna de Krisnha viene abriendo sus puertas a las viudas. Pero una vez allí siguen encontrando rechazo. Están expuestas al acoso y al desprecio de la gente, las viudas no pueden tocar a las casadas que van a los templos ni mirarlas ya que les traen mala suerte. Muchas son violadas por los santones o los conductores de los richtaws. Las más jóvenes son empujadas a la prostitución. Pero para algunos lo más duro es descubrir a niñas de 9 y 11 años que ya son viudas. Esas niñas que dejan de serlo con sólo nueve años, que son obligadas a abandonar la casa de sus padres para casarse con un hombre que la mayoría de las veces les triplican la edad, que se ven obligadas a dejar su niñez para convertirse en mujeres. Que ya arrastran una vida llena de humillaciones, por que qué niña con tan sólo nueve años sabe ser mujer. Lo peor viene cuando se queda viuda, la familia de su marido decide qué hacer con ella, y si ellos quieren, pueden volver a casarla con quien ellos deseen, despojándola de lo poco que tenga. Y si ella se niega solo recibirá palizas, que le rapen la cabeza, la vistan con un sari blanco, la suban a un tren y la abandonen en cualquier ciudad.

Según el Skanda Purana, un antiguo texto hindú las viudas deben ser evitadas. El texto dice: “Las viudas traen la peor de las malas suertes. Al mirar a una viuda, ningún buen augurio se avecina; a excepción de la propia madre, todas las viudas están vacías de cosas buenas. Un hombre prudente debe evitar sus bendiciones como el veneno de una serpiente.”

SURYA

REFLEXIONES

Lunes, Julio 14th, 2008

LA EUROPA DE LA VERGÜENZA

Las intenciones de la Unión Europea de expulsar a 8 millones de inmigrantes, internamientos de hasta 18 meses hasta la repatriación, mayor control de los flujos migratorios y endurecimiento para obtener el requisito del permiso de trabajo y el permiso de residencia. Es decir, mano de obra barata y sin derechos, pagando sus cotizaciones e impuestos, cumpliendo con lo que exige el sistema de explotación y recibiendo menos, peor y expulsados.

Es el triunfo de las leyes anti-inmigratorias y de las teorías de los “patrios” -Sarkozy y Berlusconi- con sus contratos de integración y expulsiones masivas. Políticas cruelmente canallescas, son tratados como ganado, carne de trabajo para el sistema, sin ser libres y dignamente tratados.

Triste fenómeno que vivimos en esta Europa moribunda y furibunda, una autoinmolación que supone un grave e irrevocable retroceso en la historia de la humanidad, caracterizada por el mestizaje.

¡CUIDADO ANTENAS!

Retrasan 3 años la publicación de un estudio público sobre teléfonos móviles y su posible vinculación con el cáncer.

La información contenida en el estudio Interphone -un proyecto internacional de 15 millones de euros coordinado por la Agencia Internacional para la investigación del cáncer (Iarc) para identificar posibles relaciones entre tumores de cabeza y cuello y el uso de los teléfonos celulares- se tendría que haber hecho pública hace por lo menos tres años, pero los investigadores continúan tergiversando y no se deciden a revelar los datos, según el periódico italiano Corriere della Sera. A la vez que se pregunta, “¿cómo es posible?”.

MARCHA A TOPAS

Unas cincuenta personas acudieron a la marcha anual a la cárcel (centro de exterminio) de Topas, defendiendo una vez más: contra la dispersión, el régimen de aislamiento, por la liberación de los enfermos (terminales, drogodependientes, mentales,…), contra el régimen FIES y por la abolición final de todas las prisiones.

¡Por la dignidad del ser humano, abajo los muros de todas las cárceles!

EFEMÉRIDES

Hace poco más de 1 año que se cerró el bar “Utopía”, primero temporalmente y luego ya de forma definitiva. En el hemos dejado recuerdos, un lugar donde aislarte de los problemas del mundo o si querías, acercarte todavía más a ellos, donde se hablaba de luchas, esperanzas, utopías o simples trivialidades, o simplemente un sitio donde estar; en fin: una segunda casa para muchos de nosotros, dirigido por alguien que era considerado como un segundo padre por algunos de nosotros y de quien nos seguimos acordando con cariño. Todavía puede leerse el mensaje de despedida que nos dejó escrito fuera del bar. Desde aquí dar un abrazo muy fuerte a Pedro y desearle mucha suerte para que siga adelante y pueda seguir dándole a los suyos todo aquello que necesiten.

¡¡Salud, compañero!!

LAS CIUDADES Y LOS TRUEQUES

Al entrar en el territorio que tienen por capital a Eutropia, el viajero no ve una ciudad sino muchas, de igual importancia y no disímiles entre sí, desparramadas en un vasto y ondulado altiplano. Eutropia no es una sino todas esas ciudades al mismo tiempo; una sola está habitada, las otras vacías; y esto ocurre por turno. Diré ahora cómo. El día en que los habitantes de Eutropia se sienten abrumados de cansancio y nadie soporta más su trabajo, sus padres, su casa y su calle, las deudas, la gente a la que hay que saludar o que te saluda, entonces toda la ciudadanía decide trasladarse a la ciudad vecina que está ahí, esperándolos, vacía y como nueva, donde cada uno tomará otro trabajo, otra mujer (1), verá otro paisaje al abrir las ventanas, pasará las noches en otros pasatiempos, amistades, maledicencias. Así sus vidas se renuevan de mudanza en mudanza entre ciudades que por su exposición o su declive o sus cursos de agua o sus vientos se presentan cada una con algunas diferencias de las otras. Como sus respectivas sociedades están ordenadas sin grandes diferencias de riqueza o de autoridad, el paso de una función a otra se produce sin grandes sacudidas; la variedad está asegurada por la multiplicidad de tareas, de modo que en el espacio de una vida es raro que alguien vuelva a un oficio que ya ha sido el suyo.
De este modo la ciudad repite su vida siempre igual, desplazándose hacia arriba y hacia abajo en su tablero de ajedrez vacío. Los habitantes vuelven a recitar las mismas escenas con actores cambiados; repiten las mismas réplicas con acentos combinados de otra manera; abren alternadamente la boca en bostezos iguales. Sola entre todas las ciudades del imperio, Eutropia permanece idéntica a sí misma. Mercurio, dios de los volubres, a quien está consagrada la ciudad, cumplió este ambiguo milagro.