Archivo de Septiembre, 2007


HUGO CHÁVEZ: CARA Y CRUZ (III)

Viernes, Septiembre 28th, 2007

Segunda parte: “De golpe la irrupción”(continuación).

 

El fallido golpe de Estado del 11 de Abril de 2002 ha sido el único momento en que llegó a estar más cerca de perder el poder. Este despropósito y descalabro supuso un punto de inflexión para todos. La mayoría de la oposición cambió de táctica. Se dieron cuenta que algo ilegítimo y violento no supondría la salida del presidente. El “chavismo” reculó en ciertos aspectos, principalmente de formas, y mantuvo una actitud más dialogante y pactista (no del todo real) con sus opositores. A pesar de ello los paros (destacó el petrolero) y el enfrentismo de ambas partes siguió muy latente, sólo cambiaron de piezas pero no de jugada. La oposición optó por derribarle democráticamente, recogiendo firmas para convocar un referéndum revocatorio del mandato presidencial. Es necesario más del 20% del electorado inscrito para poderlo activar, y que el presidente haya superado la mitad del mandato (3 años). Es un proceso permitido en la Constitución vigente desde 1.999, la “bolivariana”. La primera presentación de firmas al Consejo Nacional Electoral (CNE) no llega a la cifra exigida, al rechazar una parte por faltar datos identificativos o estar borrosas. Los organizadores de esta iniciativa atacaron duramente a esta institución a la que calificaron de “chavista”. El oficialismo reacciona con la publicación de una lista de personas que no firmaron pero que aparecen, llamada popularmente como “Lista Tascón” (apellido del diputado que lo destapó). De esta forma denuncian ilegalidades y fraude en esa recogida. Los opositores no ceden en su objetivo y en la segunda presentación reciben el visto bueno. El país vive una campaña marcada en juzgar la figura del presidente, es el centro de críticas y halagos. La votación se celebró con tranquilidad el 15 de agosto de 2.004. Venció la opción del no en un 59% de los sufragantes, con una participación de un 70% del electorado. Chávez respira tranquilo y sale aún más fortalecido de su poder. Una parte de la oposición denuncia fraude, lo cual es falso (nunca probado), pero si es cierto que habido casos demostrados de discriminación a los que votaron por la opción del si. Una utilización ilegal de datos de los electores que votaron electrónicamente.

   Después del revocatorio se producen significativas victorias del “chavismo” en las elecciones estadales (autonómicas), municipales y parroquiales. En diciembre de 2.005 se celebran las legislativas, a las cuales la oposición en bloque decide no presentarse. El motivo inicial fue la utilización del sistema de votación electrónico de captahuellas, temen que se utilicen los datos y haya irregularidades que desemboquen a un fraude electoral. El CNE (máxima autoridad electoral) y gobierno se niegan a su retirada. Al final ceden a la propuesta pero los partidos opositores deciden retirarse, alegando que los comicios no son limpios ni transparentes. El gran motivo eran las escasas expectativas electorales, las encuestas les daban una treintena de 167 diputados que componen la Asamblea Nacional. Además se deslegitimiza unas elecciones sin oposición por la alargada sombra (sospecha) de un posible fraude (no real). Esto se traduce en que toda la bancada parlamentaria es para los acólitos del presidente. Hay que puntualizar que el sistema electoral venezolano desde que llega Chávez al poder ha cambiado. De listas cerradas de partidos (plurinominal) y proporcional en su reparto, a listas cerradas de partidos (plurinominal en un 40% de escaños) y de candidatos de partidos (uninominal en un 60% de escaños). En la practica ha beneficiado a los partidos “chavistas” al estar más cohesionados (listas y candidatos únicos) y por no haber el bollatage, segunda vuelta si ningún candidato en circunscripciones uninominales obtiene más del 50%.

   El 3 de diciembre de 2.006 gana las elecciones presidenciales con un 61% frente al 37% de Manuel Rosales, gobernador del estado del Zulia (el más poblado y con capital en Maracaibo). La participación fue de un 75%. La oposición reconoce la victoria del presidente y la derrota de su candidato. La campaña se caracterizó por un mensaje bastante parecido de ambos candidatos, de corte populista. Los opositores después de tanto fracaso en su tarea de echar a Chávez del poder, optaron esta vez por la táctica “únete a él” y copiaron su estilo (esencialmente demagógico) para la campaña de su candidato. El resultado fue el que fue porque el pueblo, principalmente los sectores más pobres socioeconómicamente, optó por el original y no por la burda copia.

   Con un panorama tan halagüeño no es de extrañar que el presidente reelecto anuncie el comienzo de la etapa hacia “el socialismo del siglo XXI”. Tiene las manos libres para hacerlo y con la “bendición” de ser democrática. Desde que llego a la presidencia ha ganado todas las disputas electorales excepto las elecciones sindicales, venció la opositora CTV frente a la “chavista”. Posee un parlamento totalmente a su favor, un proceso de reforma constitucional (el referéndum seguramente será en diciembre) es tarea muy fácil. Plantea la reelección continuada (indefinida) y que se amplíe el mandato presidencial un año más (a 7). Su objetivo es perdurarse (democráticamente) en el poder y un mayor centralismo (estatismo). No se amilana para dar órdenes de que no se renueve la licencia al canal privado RCTV, caracterizado por su total oposición a su figura. Con esa clausura saco a relucir viejas heridas que tenia por los sucesos de la intentona de asonada, el canal tuvo una actitud “condescendiente” con los golpistas, al igual que otros canales. La diferencia es que el resto (excepto Globovision, amenazada de cierre) cambiaron por miedo a represalias, por sus licencias, y sus líneas editoriales se volvieron tenues. La frecuencia de RCTV pasa a la nueva cadena estatal Tves. Sumo así una tercera emisora pública a su servicio, destacando por ser fieles al oficialismo y en consecuencia de nula crítica. Lo peor de todo ello es que las instituciones públicas venezolanas están controladas por “chavistas” que no dan (aunque sea mínima) cabida a la pluralidad política. Pero en sus mismas filas esta haciendo “limpieza”, con la creación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). El objetivo es crear un partido político único y sólido de sus partidarios, y reducir a cenizas los otros partidos de izquierda que no se unan a su proyecto. “O conmigo o sin mí”, ese es el mensaje a sus aliados díscolos.

   ¿Cómo se explica el fenómeno Chávez?

Tiene una oposición (en su mayoría) esencialmente torpe, manipuladora, demagógica y extremista. Sus errores han sido colosales: golpismo militar, falsas denuncias de fraudes electorales y no presentarse a las ultimas elecciones legislativas. Con todo ello han hecho aumentar aún más su poder y legitimidad, por ser incapaces de articular un nuevo mensaje político. No son creíbles y eso hace que esa mayoría de “ni-ni”, ni con Chávez ni con la oposición, no les puedan apoyar. Tienen “tufillo” a errores y vicios del anterior régimen, la IV República. El pueblo no sólo quiere nuevas caras, exige nuevas realidades. Y en eso el “chavismo” gana, están un paso más adelante que ellos. Sus programas sociales (llamados “misiones”) aunque sean bastante asistencialistas y clientelistas, funcionan medio bien. Se avanzado mucho en la asistencia básica sanitaria, en la reducción del analfabetismo (es casi nulo), en la universalización de los estudios universitarios y en el abaratamiento de los productos de primera necesidad. El precio del petróleo ayudado en mucho a sus políticas. Cuando llego estaba por los suelos, ahora por las nubes. Eso le permite tener un Estado rico, pero un pueblo en su mayoría pobre, y manejar las ingentes sumas de dinero a su capricho (discrecionalmente). Es el gran lastre que tiene esta nación, desde que se descubrió el oro negro, un fango del que no salen. Con ello se repiten los viejos vicios del pasado: falta de políticas estructurales y corrupción político-financiera. Y en eso la llamada “boliburguesia”, los poderosos de la V República, no son nada diferentes. Mucho nuevo rico al amparo del tráfico de influencias (políticas), algo sospechoso, y más cuando el presidente dice que “odia a los ricos”. En esa particular “corte” aparecen parlamentarios, ministros, ex-vicepresidentes o familiares del presidente (un hermano y su padre). La impunidad sigue, con una justicia demasiado “controlada” por el oficialismo. El polvo sucio, se mete debajo de la alfombra, nadie lo ve (pero huele). Esa premisa sigue estando demasiado viva. Por su parte las nacionalizaciones emprendidas últimamente a los sectores “estratégicos”, son puro humo. Una empresa de telefonía (el resto privadas),  empresas petrolíferas (hay capital privado) y una eléctrica (la nacionalizó por ser de una empresa estadounidense). Es sólo aumentar el poder y la fortuna del “papa” Estado. No afectan a la banca, que anda contenta, y sus negocios van muy bien. Algo parecido ocurre en la Bolsa de Caracas. Pocos indicios de que haya una revolución, eso sí, mucho estatismo en estado puro. Manifestado en unos poderes públicos sectaristas, sin pluralismos, y un proceso de “democracia popular” manipulado y corrompido. Su política exterior se basa en gritar a los mil vientos su odio a Bush (mister danger, como él lo llama) y su amor a Fidel Castro (lo menciona como su maestro). Impulsó la creación del ALBA como alternativa al Tratado de Libre Comercio de las Américas (la de USA). A eso añadimos su “petrodiplomacia”, petróleo barato para ganarse aliados. Lo último, negociar con la guerrilla colombiana de las FARC para la liberación de rehenes.

   Hugo Rafael Chávez Frías es un “showman” político, su telegenia funciona y cautiva. Con un discurso improvisado, voluble y apasionado. Sabe utilizar como nadie las figuras de Jesucristo y Simón Bolívar para sacar rédito electoral. Un hombre con mucha ambición, puede que demasiada. Un populista del siglo XXI que juega a ser el Dios de los venezolanos.

Fin

ALE BARBA

 

CONTRA EL TRABAJO

Jueves, Septiembre 27th, 2007

Parece que hoy día el trabajo, el dinero y el futuro son lo único que nos mueve, lo único en que pensamos, y nunca disfrutamos del presente y de la vida. Me explico.

   ¿Qué es trabajar? Pienso que es el tiempo vacío que uno pierde para asegurarse su futuro, es cuando uno hace y produce lo mismo de siempre (ya sea en una carnicería, en una oficina, de camarero, de ejecutivo,…), no por hacer la cosa en sí, si no por su futuro, o sea por el dinero que se consiga. Trabajando es imposible sentir ningún placer ya que lo que se hace no tiene ningún interés inmediato, es perder el presente sacrificándolo por el futuro y para el dinero. Espero que en esto el lector esté de acuerdo.

   ¿Qué no es trabajo entonces? Todo lo que se hace por la cosa en sí, por pasión, por placer, eso no es trabajo. Lo que muchos obsesionados del trabajo y del futuro llaman “perder el tiempo”, eso es no trabajar. Eso es disfrutar el tiempo, en vez de sacrificarlo para asegurarte el futuro. Futuro que por otra parte no llega nunca, de modo que nos pasamos toda la vida trabajando para tener dinero y futuro, pero como el futuro nunca llega pues perdemos nuestra vida. De pequeños estudiamos por el futuro, cuando curramos lo hacemos por el dinero, por el futuro, por conseguir subir un escalón mas en la sociedad y tener ese piso, ese coche, ese traje, esa TV de plasma. O por los hijos y su futuro. El caso es que nos empeñamos en luchar por un futuro que luego nunca disfrutamos.

   Nuestra vida pasa sacrificada, convertida en trabajo, o sea en tiempo muerto que no disfrutamos, tiempo vacío. Por ejemplo también entiendo como trabajo el ir de compras. El gran progreso del imperio del capitalismo en estos años ha sido que el llamado tiempo libre se ha ido convirtiendo cada vez más en tiempo de trabajo. O sea, que en nuestro tiempo “libre”, hoy en día, uno hace cosas no porque hacerlas le satisfaga, sino que las hace por el futuro, y por lo tanto está, lo quiera reconocer o no, trabajando.

                             EDUCACION CONVERTIDA EN TRABAJO

   Dice Agustín García Calvo que el poder ha conseguido poco a poco que el tiempo de ocio sea un tiempo de trabajo, o sea sin placer alguno. Por ejemplo ha convertido el aprender en trabajo. Se nos convence que aquello que estudiamos solo vale para el examen, para el curso, para seguir adelante y para encontrar un buen trabajo en el futuro. Hablo de una cosa tan placentera como es descubrir el mundo, aprender a leer, entender como es la naturaleza, algo que antiguamente la gente obrera si podía lo aprendía para su propio goce, como algo que enriquece por sí mismo y que te hace mas dueño de tu destino. Antiguamente al poder no le venía bien que la gente leyera, que fuera conociendo el mudo y como funciona, porque aprendían a razonar y a tener opinión propia, y podían leer otras ideas que no fueran las de la iglesia y el patrón. Antiguamente los obreros en los ateneos aprendían a leer, hacían sus escuelas propias, enseñaban valores como la igualdad,… Hoy día el poder ha conseguido darle la vuelta, haciendo que lo que antes era un goce, un enriquecimiento, ahora sea una pesadilla. Y lo han hecho convirtiéndolo en trabajo. Han convertido la educación, en algo obligatorio, que consiste en una simple acumulación de datos y de cifras, y el mejor alumno es el que obedece las normas y memoriza mas y mejor. Y hacen que aprender sea obligado, y en algo que no tiene valor de por sí, sino para la nota, para tener un buen trabajo, para el futuro. Pero nada de pensar por sí mismo, nada de aprender a razonar y a ser libre, sino todo lo contrario: se premia al obediente, al que no rechista, a quien es más obediente y memoriza mejor. Han convertido el aprendizaje en trabajo, y hoy en día ir a la escuela para los niños es lo mismo que ir a trabajar para los adultos: seis horas sentados y callados, trabajando (o sea haciendo algo no porque les guste sino por el “futuro”). El sistema educativo favorece a las personas que son más capaces de entregarse al trabajo, o sea, a memorizar un mogollón de cosas solo para el beneficio futuro (la nota, el curso, los padres, un trabajo mejor,…) Nuestras familias por supuesto muchas veces son unos enfermos del trabajo, y nos insisten constantemente en que tenemos que aprovechar el tiempo. Nos meten en todo tipo de cursos de inglés, taichi, clases particulares o lo que sea. Por el futuro, dicen. Y cuando ven jugar a un niño demasiado tiempo ya lo desaprueban. Está perdiendo el tiempo y eso no trae nada bueno.

                                                   EL CONSUMO

   Otra manera de convertir el tiempo libre en tiempo de trabajo ha sido el consumo. Y lo ha conseguido por ejemplo haciendo que el adquirir cosas, que antiguamente servía solo para conseguirlas, por su utilidad posterior, ahora sea un fin en sí mismo. Ahora se va a comprar, no para tener algo que uno necesita, sino por comprar simplemente. Por supuesto para conseguir esto ha hecho falta la televisión, horas y horas de anuncios en los que se nos ha prometido e1 éxito y la felicidad consumiendo tal o cual producto, pero consumiendo. Nos hemos convertido en grandes acumuladores de cosas inútiles, y por supuesto no hacemos más que desechar los objetos que ya vemos viejos. No hay más que mirar en los contenedores: muebles, comida, muñecos, móviles, cajitas, pulseras, zapatos, y miles de cosas que apenas se han usado y que no han valido para nada, salvo para satisfacer nuestra necesidad de consumir.

   No pienses, lector, que esto es una casualidad. El poder, el sistema, el capitalismo o como queramos llamarlo, ha favorecido todo esto por un motivo, que no es otro que crear trabajo. Si, trabajo, el círculo se cierra. Hay que crear puestos de trabajo a toda costa, y la única manera es crear necesidades inútiles. Hace ya muchos años que los capitalistas se dieron cuenta de que con la aparición de las máquinas y la industria no hacía falta trabajar apenas. Las máquinas han ido sustituyendo al hombre, y el poder no le ha quedado mas remedio que vender lo que sus fábricas producen a los obreros mismos.

   Y hay gente que le sienta mal no trabajar, es lo triste. Ya no sabemos disfrutar de nuestro tiempo si no es para dedicarlo al futuro y al dinero. Uno cuando lleva un tiempo disfrutando con algo ya tiene una lucecilla que se le enciende y le dice, “oye ya estás perdiendo el tiempo, haz algo útil”. Es triste pero es así, estamos completamente adoctrinados en el trabajo que es la nueva religión, el nuevo mecanismo del poder.

   Todo lo que aquí he escrito son ideas inspiradas en una charla de Agustín García Calvo, titulada “Contra el trabajo y el dinero”. Seguro que hay mucha gente que tiene cosas que decir de este tema. Se puede crear un debate en la página web del Ateneo.

Macarrón

EL GRAN MARRANO

Jueves, Septiembre 27th, 2007

Ya hemos vuelto de las vacaciones, y cómo no también la terrible televisión basura. Otros años más tenemos cómo no el gran privilegio de disfrutar del Gran Marrano (Hermano).Este año con grandes sorpresas, las cuales voy a intentar enumerar.

   La primera es que las mujeres mandan a los pobres desgraciados que han tenido la desagradable idea de participar en ese ¿programa?. Mujeres de todo el mundo, ya sabéis: para luchar para poder defender nuestros derechos, entrar en la casa del gran marrano. Allí todas podremos ejercer nuestro derecho de ser mujeres. Y lo primero que hacen es nada menos que mandar a los hombres fregar y cocinar en ropa interior, ¿Quién me lo iba a decir a mí?. Bueno otra novedad es que han metido a dos hermanas gemelas muy iguales. Su bonito papel en esa casa es nada más y nada menos que sus compañeros (masculinos) no las descubran. Ellas se irán intercambiando, todo esto con el fin, claro, de que sus compañeras tengan el derecho de expulsar a dos de sus compañeros masculinos sin más. Si las descubren serán ellos los que puedan echar a dos mujeres de la casa. Nada como el engaño para fomentar la convivencia, vamos lo que nos pasa a todos en nuestra casa.

   Y ahora los concursantes. Para empezar, un legionario, vamos la caña de España. Otro militar, sólo que a diferencia de este legionario este ha hecho su carrera militar en estados unidos. Ahora es escolta. Ah!, y es muy solidario que ha ido a Afganistán en misión de ayuda y de paz con los yanquis. El ejercito que invadió ahora se dedica a ir en plan de paz, estamos listos.

   Nos queda todavía un poco más de morbo. Una chica que tiene una discapacidad, que es ciega (no ve apenas). Genial, más alicientes para el espectador. Que quede claro que no tengo nada en contra de las personas con discapacidad, pero me parece que ese problema que afecta a tanta gente sea algo que lo usen para crear mayor audiencia, es lamentable. Seguimos, como este año no iba a ser menos, y nos han metido a un transexual. Es el personaje más popular en los días que lleva este fantástico gran marrano. La que se esta ligando a todos los tíos y cómo no, ninguno de la casa sabe que es un tío. Ella quiere el dinero del premio para poder operarse y por fin cumplir su sueño de ser una mujer (he de decir que es muy guapa). Han metido a dos hermanas que no se conocían (aclaro, hermanas de padre), una fue al casting y les habló de su hermana, a la cual no conocía. Y estos para ver qué pasaba se fueron a buscarla a su casa y la trajeron para Madrid, y la metieron en la casa así, sin más. Una vez dentro le dicen cual es el motivo de que ella esté en el gran marrano.

   ¿Qué, como se os esta quedando el cuerpo?, pues continuamos. La pasada edición no contó con meter en la casa alguien que nos diera mucha pena y que nos llegara al corazón, este año lo tenemos. Otro, un chico que dice que si gana el dinero lo va a donar a una ONG. Sus compañeros están que muerden por que ellos se preguntan que para que entra, si no es por el dinero como todos ellos. Aquí entra a jugar nuestra querida solidaridad. Otro concursante es un inmigrante que además de ser de color es musulmán, tendremos el grandísimo privilegio de ver cómo reza, cómo lo pasa ahora que empieza el ramadán, cómo sus compañeros/as le hacen bromas con su nombre y escucharemos su trágica historia. Porque, por si no lo sabían, señores, tiene una dramática vida.

   Hace tiempo que esperaba poder expresar esta opinión de un programa que hasta la fecha es denigrante para cualquiera que se siente frente a la televisión. Personalmente no tengo nada en contra de las personas que he citado y participan en el programa, aclaro para que luego no haya malos entendidos. Me parece estupendo que personas con discapacidad salgan en programas de la televisión, radio etc.; estoy a favor de la igualdad ya que partimos de que todos somos seres humanos y personas. Al igual que ocurre con la participante transexual, me parece estupendo que no oculte su identidad sexual ya que soy de la opinión de “vive y deja vivir”. Respeto mucho el colectivo homosexual por lo que deben de luchar día a día para mejorar esta sociedad tan injusta. Prácticamente los mismo he de decir de todos los inmigrantes que todos los días se juegan la vida por llegar aquí, con la esperanza de tener una vida mejor que la que dejaron atrás. Pero no puede ser que una cadena de televisión se enriquezca a costa de airear estas vidas rotas. Simplemente que a pocos días de que haya empezado el terrible concurso no oigo otra cosa que hablar a casi toda la gente de el asqueroso gran marrano, afortunadamente en mi grupo no. Y no quería dejar pasar esta oportunidad para poder expresar rechazo y mis ganas de encerrar en esa casa a todos los mandamases, presentadores /as y demás gentuza. Sólo que yo los metía en un pisito de esos de los que la ministra de vivienda nos quiere vender, a ver que tal les iba.

   En fin que espero que nuestros queridos lectores me perdonen por esto ya que estarán tan cansados como yo de oír hablar del gran marrano, esperemos que sea el último programa. Por una televisión sin programación basura.

SURYA